Antes de empezar a desmenuzar el daño que provoca esta tendencia en tu bolsillo, te contaremos que es el Fast Fashion, este concepto de moda rápida es acuñado a la venta en gran volumen de productos de la industria de la moda en función a tendencias rápidas en baja calidad y en la mayoría de los casos a precios bajos, pero ¿qué hay detrás de ésta?

Si bien el mundo de la moda es un tanto elitista, debido a que la alta costura es casi imposible de adquirir para la gran mayoría, la moda rápida no es la salvadora por el tema del costo, sabían que para lograr tener tendencias súper rápidas en necesario la sobre explotación de la mano de obra a costos paupérrimos. Todos estos grandes maquiladores han cambiado de países cotizando los peores salarios para poder tener lista su linea de producción, perjudicando a la industria de la moda originaria de cada país, llevándola a la extinción.

Y hay que tomar en cuenta que para lograr un terminado, por ejemplo en la mezclilla, anteriormente se hablada de días de procesos de sol y lavado, hoy solo ocupan miles de litros de agua para acelerar los procesos, para que al final por la calidad y la rapidez de las tendencias, solo será usada unas cuantas veces y será desechada sumándose a las 800,000 toneladas de ropa que van directamente a la basura cada año.

Y si a eso le sumamos tus deudas por compras, esta industria esta afectando más de lo que crees. La mayoría ubicamos las marcas como son Zara, Bershka, H&M, Forever21, etc. que tienen prendas atractivas a bajos precios pero que pasan de moda de inmediato y que con sus programas de compra te motivan de manera indirecta a que consumas cada ves más.

¿Que debes de hacer ante sus atractivas promociones para evitar endeudarte?
•DI NO, analiza tus compras y no caigas en la tentación de las ofertas, apégate a tu presupuesto anual.

Con este articulo no intentamos decirte que no compres estas marcas, si no aportarte para tener un consumo mas consiente, que no afecte tanto a la naturaleza y a tu bolsillo.

Consejos para no dañar a tus finanzas:

1.Prueba la moda vintage: Comprar ropa y accesorios de segunda mano es una muy buena idea, ya existen tiendas que hacen incluso trueques de ropa en buen estado y de marca, así no solo no gastas, tus adquisiciones se convierten en inversiones canjeables y colaboras a no ser desechables estos productos.
2.Realiza un presupuesto anual destinado a ropa: No asistas a una tienda sin definir el monto a gastar, al igual revisa tu closet antes de salir y decide que necesitas, evita las compras por impulso.
3.Cuando estés en las tiendas, revisa la calidad de la ropa, elige colores uniformes para que sean partes de tus básicos y si deseas darte un gusto alocado o llamativo analiza si en verdad lo usaras más de 3 veces.
4.Trata a tu ropa como si fuera de buena calidad, si la cuidas e incluso modificas le darás más tiempo de vida.
5.Si después de una o dos puestas ya no te gusta, tienes muchas opciones, venderla, regalarla o modificarla.

Recuerda lo barato sale caro, pero esta en cada persona alargar la vida de las prendas y contribuir al medio ambiente y por que no, ahorrar y con ello poder invertir en piezas que tendrán mayor durabilidad y que aportarán de manera exponencial a tu estilo.
Para esas eventualidad esta Cash Cash, descarga la APP y solicita tu préstamo.